BIENVENIDA

Hola, me hace muy feliz compartir contigo en este nuevo espacio: AMARME


El mayor aprendizaje que me ha entregado mi proceso oncológico ha sido AMARME.

Si tras el diagnóstico de cáncer y la pregunta ¿Qué puedo hacer por mí? alguien me hubiera respondido amarme… lo primero que habría pasado es que el suelo se hubiera hundido más, que no hubiera entendido nada o me hubiera sentido culpable e indefensa ya que durante mis 49 años no lo había hecho. Por tanto, no tenía ni idea de cómo hacerlo.


Dejar esa pregunta abierta en mi mente, ante mí, y decidir ser parte activa en el camino incierto que se abrió tras escuchar el diagnóstico fue muy importante y empezó a despejar el sendero por el que transitar.


Convencida y confiada de que estaba en buenas manos, tenía a mi disposición el personal médico y sanitario competente y cualificado, los tratamientos más adecuados para las particularidades de mi diagnóstico, el soporte médico para atender los efectos secundarios, el apoyo de mi familia y amigos, sentía que había muchos aspectos que me conformaban que se mostraban vulnerables, para los que no tenía respuestas.


Poner la mirada en los aprendizajes que toda esta experiencia podía entregarme, dar paso a mi curiosidad y pasión por aprender, leer, conocer cómo funcionamos, dejar de estar centrada en el hacer, en complacer, en atender a los demás descuidándome y ver cómo cada día se iba produciendo en mí una sanación mayor que no tenía que ver solo con mi enfermedad, sino con mi forma de estar en el mundo, de entender los acontecimientos, de responder ante ellos y ante las personas, de empezar a mirar adentro, me ofreció conectar con esa “vida” que sucedía en mí.


Tras experimentar una increíble transformación que me llevó a dejar de pasar de forma rápida y superficial por cada día, por mi vida, por mis seres queridos y empezar a disponer de más energía, más tiempo, más claridad y vivir cada día de forma plena, llena de gratitud y en calma independientemente de cuál sea la manifestación de la realidad, me llevó a estudiar más a fondo para comprender cómo se habían producido esos cambios y cómo puedo mostrarlos para acompañar a las personas a atravesar ese trayecto incierto y lleno de oscuridad y miedos de forma más amorosa y amable, para encontrar en el camino sus propios recursos sus propias soluciones y aprendizajes.


Para comenzar a dar ese primer paso que lo cambia todo y abre la puerta a que puedas amarte sin juicios ni expectativas, a aprovechar esta invitación a parar, a revisar tu vida, para darle un sentido sea cual sea el viaje. Reflexiones, ejercicios, propuestas fáciles que puedas incluir en tu día y que te llevarán a conectar con la calma en ti, observar tus pensamientos y cómo te hacen sentir, cambiar el estado, mejorar tu calidad de vida, hacer las paces contigo y con la vida, ser conciente de tu comunicación y cómo te afecta a ti y a tus relaciones…


Esta es la motivación que me trae aquí, compartir mi camino, qué me ayudó, qué aprendí, qué descubrí y ponerlo ante ti para que, si así lo sientes, te des permiso de observar y probar en ti qué tiene para ofrecerte.



He recorrido el camino, he estado ahí, sé lo que sentí y aquello que me impulsó a continuar cada día, si quieres transitar tu proceso desde esta mirada amorosa, ¡acompáñame

Todo está en ti. Confía


Ana Martínez

La Magia de Volver a Ti



23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo